13 mar. 2010

Mensajes del P. Laurence, 12 de Marzo



El reino de los cielos no es un lugar, sino una forma de estar enamorados con la realidad. Jesús nos dijo que es como un hombre que se tropieza con un tesoro enterrado en el campo. Pero, añadió, también es como un mercader en busca de perlas finas. Azar y designio. Gracia y fé. Disciplina y libertad. Prudencia y espontaneidad. Parecen opuestos pero en realidad son dos caras de la misma moneda, que gira eternamente en quietud, aquí y ahora, aquí por siempre.
Laurence Freeman