13 mar. 2010

Mensajes de Cuaresma del P. Laurence, 10 de Marzo

Un hombre maduro con los ojos abiertos a la distancia te mira y dice que ha terminado su obra pero quiere aprender a meditar. Un niño con una confianza que no cuestiona te mira directo y cierra sus ojos para meditar. Entre los dos, y abrazándolos, se halla el Espíritu de Cuaresma.

Laurence Freeman