26 dic. 2007

Celebración de la Eucaristía en Memoria de la Vida y Legado Espiritual de John Main, OSB



El sábado 29 de diciembre el P. Laurence Freeman celebrará la Eucaristía en la Catedral de Westminster en Londres en memoria de los 25 años de la vida y legado espiritual de John Main. La celebración se realizará a las 2:30 pm y será cantada con música de Margaret Rizza creada especialmente para la ocasión.

El Padre John Main,OSB
John Main OSB (1926-1982) sabía que la experiencia contemplativa crea comunidad. Su contribución ha sido el recuperar y re-presentar un camino de esta experiencia a la gente bajo la tradición contemplativa Cristiana. En las enseñanzas de los monjes del desierto, él descubrió la práctica del mantra. Reconoció que esta forma de oración podría llevar a mucha gente a profundizar su vida espiritual, por lo que él recomendaba dos períodos diarios de meditación integrados en la práctica de la vida Cristiana.


Un camino de compasión


En los últimos años se ha hecho cada vez mas evidente que la meditación, como camino de tolerancia y compasión, crea puentes en el espíritu entre la gente de diferentes creencias, entre los pobres y los ricos, entre aquellos que sufren a causa del conflicto y de la división. Las grandes tensiones sociales y psicológicas de la sociedad moderna, nos conducen a una respuesta contemplativa profunda. John Main creía que cada ser humano, sin importar su estilo de vida, está llamado a la profundidad contemplativa.



El Grupo de Meditación


Los grupos de meditación que se han formado en el mundo son un símbolo de su visión. Se reúnen cada semana para apoyar el compromiso diario al perergrinaje interno de cada persona. Estos grupos utilizan la colección de pláticas grabadas de John Main. Cada grupo está enlazado por el espíritu común de la gran comunidad. La mayoría de los grupos están dirigidos por personas laicas. En esta renovación de la tradición de la oración Crisitiana vemos el gran potencial para que los Cristianos de todas las denominaciones se encuentren como punto común de su fe. De hecho, toda la gente de todas las religiones pueden encontrar su humanidad común, meditando juntos. En 1975, John Main inició sus primeros grupos de meditación en su monasterio en Londres, y un año más tarde, en Montreal. Visita estas páginas (http://www.wccm.org/) en su memoria que celebran su lugar único en la tradición viva de la oración contemplativa en la Iglesia. Mira las fotos de su vida para que la conozcas más, lee artículos informativos para que conozcas cuántos meditadores hay ahora en el mundo. Escucha los clips de audio de John Main hablando sobre la práctica y la tradición de la meditación Cristiana.


Invitamos a todos los grupos y meditadores individuales de habla hispana, donde quiera que estén, a unirse a esta Santa Eucaristía a través de una sesión de meditación a la misma hora de la Eucaristía en Londres, pero en su propia hora local. Así estaremos todos en comunión con el espíritu y el legado de John Main.

Igualmente invitamos a todos los meditadores a expresar aquí sus experiencias y sentimientos por las enseñanzas de John Main y el significado para cada quien de estos 25 años de legado espiritual.


14 oct. 2007

Laurence Freeman OSB visitará Caracas en Febrero 2008


El P. Laurence Freeman, Director de la Comunidad Mundial para la Meditación Cristiana visitará Caracas del 19 al 21 de Febrero de 2008. Esta será la primera visita del P. Laurence a Venezuela y tiene como objetivo atender el pedido de muchos venezolanos que han solicitado su venida para oir sus enseñanzas sobre la meditación y los beneficios de pertenecer a la Comunidad Mundial de Meditación Cristiana. El P. Freeman dará charlas y meditará con estudiantes universitarios, religiosos, fieles de parroquias de Caracas, y dará entrevistas a diversos medios de comunicación.

La agenda de Laurence Freeman será publicada con todo detalle y con suficiente anticipación en Silencio Interior. Visítanos con frecuencia para enterarte de días, horas y lugares.

11 sep. 2007

Meditación y Acción

ENTREVISTA RECIENTE A LAURENCE FREEMAN
Por Adam Eleod
Londres, 27 de marzo, 2007

AE: Esto es una entrevista. Hoy 27 de Marzo, tenemos el privilegio de encontrarnos con el Padre Laurence Freeman, monje Benedictino inglés, quien dirige el Centro de Meditación Cristiana y también coordina la Comunidad Mundial de Meditación Cristiana. Nos va a responder amablemente algunas preguntas.

Es un placer estar aquí y la primera pregunta que quisiera hacerle es si podría usted explicarnos cómo la Meditación Cristiana puede profundizar nuestra fe?

LF: En Meditación vamos desde la mente hacia el corazón, eso significa algo muy importante para nuestra fe y nuestro conocimiento de su verdad. Dejando los pensamientos, palabras e imágenes de la mente de lado (por un rato) entramos inconscientemente, silenciosamente, dentro de la verdadera presencia de Cristo dentro de nuestro corazón. Vamos de la mente al corazón y del pensamiento al silencio, de la imagen a la realidad. Allí, toda la verdad de nuestra fe se concentra y también todo el significado que tenemos como seres humanos para conocerlo completamente. Esto es progresivo, acumulativo. Se profundiza día a día como nuestro viaje interior contemplativo. Así pues, como resultado de la Meditación, profundizamos la experiencia de nuestra fe y entonces las palabras, las ideas y el dogma a nivel mental, todo comienza a adquirir un significado voluminoso y más profundo. La Meditación es una forma de experiencia mas que un pensamiento, pero ella también profundiza el significado de nuestros pensamientos. En meditación, “verificamos las verdades de nuestra fe en nuestra propia experiencia” como dice John Main.

AE: Gracias. Para los que trabajamos en CARITAS, cómo nos ayudará la Meditación Cristiana a profundizar nuestro compromiso a la acción compasiva que es de lo que se trata CARITAS?

LF: Bien, me gusta la historia de Marta y Maria ya que sostiene la sabiduría sobre el balance esencial entre contemplación y acción. Tomémonos un momento para reflexionar sobre esto, En la historia, Jesús está en su camino a Jerusalén y se detiene en la casa de sus amigas Marta y Maria. Marta sale de la casa para saludarlo mientras Maria se sienta a los pies del Señor y permanece escuchando sus palabras. Allí vemos inmediatamente una diferencia en tipos de personalidad. La personalidad activa de Marta, la proactiva, la ocupada, la organizadora, desea hacer que las cosas suceden; y María es la calmada, reservada, el tipo contemplativo, ella se sienta a sus pies, escuchando. Ella no está interesada en lo que sucede alrededor realmente, ella está profundamente concentrada en la palabra de Jesús.

Entonces se nos dice que Marta se distrae por sus muchas tareas. Así pues, ella va hacia el cuarto donde Jesús está hablando y ella se convierte en una especie de terrorista doméstico, mostrando su enojo y frustración. Ella también le dice a Jesús qué hacer, creo que es la única vez en el Evangelio donde uno de sus discípulos le dice a Jesús lo qué tiene que hacer!!! Ella dijo: ¿"Señor, no ves que estoy haciendo todo este trabajo yo misma? Dile a mi hermana que me dé una mano!! ".

Bien, lo qué oímos en este pasaje es la tensión , desolación y la inhabilidad de manejarse. Todo lo que ha abrumado a Marta . Ella está pintando un cuadro certero del mundo moderno, en el cual el estrés se ha convertido en epidemia. Jesús le responde a ella como a alguien que está sufriendo debido a su estrés, a su enojo , a su sensación de aislamiento e inclusive, a un poco de paranoia. Primero la ayuda llamándola hacia ella misma: Él le dice: Marta, Marta - la está llamando por su nombre , creando así un profundo centro de interés en ella misma. Y le dijo cuál era su problema. Él dice: tu te estás quejando y lamentando sobre todas esas cosas, pero solamente una cosa es necesaria: María ha elegido la mejor parte y no le será quitada.

Nosotros no sabemos qué sucede después en la historia. Lo que sucede después es lo que nos sucede cuando la escuchamos. Pero sabemos que a Marta le ha sido enseñado algo de gran importancia, y ahora es nuestra interpretación de la historia lo que interesa. Pienso que Marta es obviamente el símbolo de la actividad pero que ha perdido contacto con la experiencia de sí. Ella manifiesta las consecuencias de la acción que ha perdido contacto con la contemplación. Marta y María son hermanas, están viviendo en la misma casa y ambas son igualmente amigas de Jesús, así que tenemos las dos mitades del alma humana. La “única cosa necesaria” es que las dos partes de nuestro ser, contemplación y acción, se integren y se armonicen; esa integración es la espiritualidad de la Vida Cristiana.

Ahora, pienso que esta historia es - debería ser- muy interesante para la gente de CARITAS y sin duda para todos los apóstoles activos de la Iglesia, para reflejarse , porque nuestro trabajo se convierte muy a menudo en nuestro trabajo y nos olvidamos que es trabajo de Dios. Dios inspira el comienzo del trabajo y es responsable por los frutos. A veces, por supuesto, nos tensionamos, nos desalentamos. Nos abrumamos por el trabajo y si recordamos y vivimos el significado de la historia, podemos lidiar con el sentimiento de caos y desesperación y alcanzar la integración y el balance así como lo hizo Jesús mismo. El ejemplo de Jesús en su vida es un equilibrio entre la contemplación y la acción. Si tenemos este balance correcto, tenemos una sabiduría práctica verdadera para la Vida Cristiana y una ayuda para el trabajo que hacemos en nombre de Cristo para mostrar los frutos que Él desea.

Estoy seguro que la Meditación ayudaría a trabajadores en CARITAS o seguramente a cualquier ministerio apostólico de la Iglesia, porque nos permite, de una manera muy simple, integrar la dimensión contemplativa de permanecer quietos sentados a los pies del Señor y ser discípulos completamente atentos. Si vemos la meditación como práctica y no como teoría, no como ejercicio mental sino como algo que involucra a la persona entera, entonces pienso que podemos ver cómo podemos reequilibrar nuestras vidas y la vida de la Iglesia.

Es una práctica simple. Recomendamos que la gente tome dos períodos de Meditación al día: a la mañana temprano y a la tarde temprano; antes del trabajo del día y después del trabajo del día; tomar 20, 25 o 30 minutos de quietud, de silencio, siendo completamente pobres y simples. Integrar estos momentos de Meditación en la vida de cada día y en sus otras formas de oración y el equilibrio comienza a sentirse en la vida de cada día y en el trabajo diario. Este “equilibrio” realmente es la paz de Cristo que ahora esta comenzando a ser sentida en cada trabajo que hacemos y en cada aspecto de nuestra vida, emocionalmente e intelectualmente.

AE: Así pues, Usted realmente está diciendo que la Meditación ayuda a que la acción provenga del corazón...

LF: Sí, así es. Directo del corazón y no desde el ego.

AE: .... y no solo pensándolo sino sintiéndolo así, se siente que se está haciendo realmente el trabajo de Dios.

LF: Sí, pienso que viendo que estamos haciendo el trabajo de Dios, es que Dios está en el trabajo, que Dios yace detrás de nuestra motivación. Y necesitamos que se nos recuerde eso, porque el ego asume el control muy fácilmente, nosotros comenzamos a verlo como mi trabajo, mi proyecto, mi imperio, mi oficina. Necesitamos poner constantemente al ego – que es nuestra propia fijación y sus asociados orgullo y ...... de vuelta en su lugar, El ego esta constantemente controlado por el miedo y el deseo. Miedo a fallar, miedo al rechazo, miedo de verse mal, o el deseo de éxito, el deseo de fama, el deseo de reconocimiento. Miedo y deseo son los habitats naturales del ego que es controlado por la inseguridad y el miedo a la extinción. Necesitamos constantemente poner al ego nuevamente en su lugar y realmente afirmar que “Dios es el centro de mi alma”, como decía Santa Catalina de Sienna y que por lo tanto el Espíritu de Dios es el primer motivador/motor en todo lo que verdaderamente hacemos.

AE: Volviendo a la práctica, porque pienso que la Meditación se trata sobre todo de compromiso y práctica, cuáles son sus recomendaciones esenciales para la práctica diaria de la Meditación Cristiana?

LF: La Meditación es una práctica muy simple del rezo contemplativo o del rezo del corazón, y recomendaré que mediten dos veces al día. Podría comenzar con 20 minutos y aumentar hasta 30 minutos gradualmente, durante el primer año. El primer período por la mañana temprano, antes del trabajo del día , antes de las ocupaciones y las distracciones; y por la tarde temprano, la segunda Meditación del día, sería ideal hacerla en la tarde temprano. Esta Meditación es generalmente un mayor desafío para mucha gente. Pero es importante mantener las dos veces al día y mantenerse trabajando sobre esto.

Elija un momento reservado y un lugar reservado, siéntese correctamente, con la espalda recta, en una posición cómoda pero también alerta, recuerde que JESÚS nos dijo permanecer despiertos y rezar, y después cierre los ojos levemente, relájese, entre silenciosamente en su mente y corazón, comience a repetir su palabra del rezo, su mantra, yo sugeriría la expresión MARANATHA, es una hermosa palabra cristiana de oración, que significa VIENE SEÑOR , en idioma Arameo, la lengua que JESÚS hablaba, es el rezo cristiano más viejo. San pablo finaliza su carta a los Corintios con ella. Dígala separada en cuatro sílabas: MA - RA - NA - THA. Articule la palabra claramente en su mente y corazón, no la visualice pero escúchela mientras la dice en silencio. Tan pronto como usted se de cuenta que se distrae, lo cual puede suceder por supuesto y ciertamente al principio continuamente, de un modo gentil y amable, vuelva muy suavemente a la palabra y comience a decirla otra vez. El método es muy simple. S una disciplina por supuesto, no una técnica. Es un camino de Fé y Amor, por lo tanto diga el mantra con toda su Fé y Amor en el corazón.

Recientemente, hemos estado enseñando Meditación en una diócesis Católica en Australia . Ahora es parte del plan de estudios en todas las escuelas católicas de la diócesis de la ciudad, y hemos tenido un gran éxito con los niños, con los profesores, y con los padres, y el obispo nos ha dado su entusiasta ayuda. Lo que aprendimos de este exitoso proyecto es que la Meditación es verdaderamente natural y simple. JESÚS nos enseñó a ser como niños pequeños si queremos entrar en el reino de los Cielos y esto es exactamente lo que estamos haciendo cuando meditamos. Aún para los niños , por supuesto, es una disciplina: es simple, aunque no fácil, pero a los niños les gusta de todas formas. Tenemos que ser preparados para meditar como un trabajo, Ése fue el problema de Marta. Ella olvidó que María esta trabajando en su quietud y silencio aunque lucía como si ella no estuviera haciendo nada. Ella realmente estaba trabajando muy duro. Meditación es pura acción. Por eso es que la ayuda de otros, la ayuda de la tradición de la.Iglesia y la ayuda de un pequeño grupo semanal de meditación ayuda mucho a perseverar y mantenerse fieles a este trabajo contemplativo. Estos son los caminos en los cuales podemos consolidar nuestra disciplina, de modo que podamos hacer este peregrinaje a nuestro corazón diariamente.


AE: Eso es muy claro!¿Cómo se iniciarían los grupos de Meditación?

LF: Sugiero primero dar una charla, una introducción general, e invitar a todos. La Comunidad ha desarrollado un número de material, de videos , de cintas y de libros, para ayudar en esta introducción . Pero el testimonio personal es muy poderoso en la comunicación con los otros. Yo enfatizaría en la introducción general de este modo de rezo , cuán relevante es actualmente para la gente común de hoy, Siempre meditar con la gente con quien se habla sobre meditación. Ellos aprenden mas de sus propias experiencias de meditación que de vuestras charlas sobre el tema, lo cual es la mejor cosa que puede suceder! y entonces comenzaría con un grupo de introducción a la Meditación de 6 semanas. Por 6 semanas,( 1 tarde a la semana por 6 semanas, por alrededor de una hora) , se reúnen, escuchan una cinta o da una simple enseñanza de Meditación, pueden escuchar esas cintas maravillosas de John Main que son un gran recurso . Son charlas que dio a grupos, como el que Uds. Integran, preparando para un período de meditación. Entonces meditan en silencio, comenzando con veinte minutos hasta llegar a treinta minutos y después de la Meditación, algunos minutos para discutir o preguntar. Este formato simple - enseñanza, meditación, compartir- trabaja muy poderosamente, y construye con , con encuentros regulares un verdadero sentido de comunidad. El elemento mas importante por supuesto es el período de Meditación en si mismo porque Cristo es el maestro del grupo y en el silencio todos Uds. abren sus corazones a Su presencia. Felizmente, después de las 6 semanas, habrá un grupo pequeño de gente que desea continuar regularmente.


AE: Ahora, usted consideraría apropiado que, a través del grupo cristiano de Meditación, CARITAS aumente ya sea, el número de voluntarios y de donantes comprometidos, como también el refuerzo del compromiso de voluntarios y de socios existentes en la acción compasiva, y así pues, alcanzaría de alguna manera un acoplamiento entre este grupo y el grupo de la Meditación?

LF: Porqué no? pienso que esto es una oportunidad maravillosa de mostrar como testigo al mundo y a la Iglesia, que la contemplación y la acción están signadas a unirse, están signadas a integrarse, que la profundidad y la productividad de nuestra acción depende de las profundidades de nuestra contemplación, Sí, creo que esta es una oportunidad importante.

La Meditación, en mi experiencia, crea comunidad, porque revela nuestra tierra en común y nos da a todos nosotros un modo de vida en conjunto en un nivel más profundo de ser, que enriquece los proyectos de trabajo que hacemos juntos. Todo depende del nivel en el que trabajamos juntos y vivimos juntos, y ese nivel está determinado por el nivel de espiritualidad que compartimos juntos- cuán profundo rezamos juntos. Por lo tanto pienso que libera un espíritu de generosidad y de compromiso en la gente, que les permite trabajar mas seguros y encontrar la manera particular a la que son llamados a servir a otros. Ésta puede ser por el don de dar tiempo o dinero, o cualquiera sea el don de la generosidad . La Meditación tiende a hacernos mas generosos y amables hacia cada uno .

AE: Ahora dejando un poco a la gente que es voluntaria en el trabajo de CARITAS, hablemos un poco sobre la gente que recibe la ayuda, y pienso, además de la ayuda necesaria para la emergencia, una de las principales objetivos de CARITAS es la completitud humana y me pregunto si usted piensa que a través de los grupos cristianos de Meditación podríamos también traer ayuda espiritual a las personas que tienen problemas materiales y por lo tanto los preparen para contribuir a la sociedad y normalmente tener esta oportunidad de aprender sobre la Meditación también, poder esparcir esta posibilidad a ellos también, usted sabe, a la gente que realmente es la receptora de esta caridad.


LF: Sí, pienso que es un insight muy importante, así como es importante ver que todos recibimos la semilla de la contemplación como parte de la gracia del bautismo y por lo tanto todos tenemos esta capacidad natural e innata para la contemplación. Subestimamos terriblemente la Vida Cristiana cuando pensamos que la contemplación, la cual es en sí misma una gracia, está reservada a un grupo selecto de “contemplativos profesionales” . JESÚS señaló a un niño para mostrarnos que esa simplicidad es la llave para el reino de Dios. Tomás Aquino llamó a la contemplación “ el regocijo de la verdad”.

John Cassian, gran profesor de San Benedicto, enseñó esta misma forma de Meditación, unos cientos de años atrás, y fue de él de quien se inspiró John Main, para renovar esta tradición a nuestros días. Casina dijo que la Meditación es es un camino hacia la pobreza de espíritu, la primera beatitud. Esto nos prepara para el total florecimiento del la gracia de la contemplación. El enlace entre la pobreza del espíritu y la pobreza material es muy importante para la cuestión total de la búsqueda de la justicia, y para el trabajo caritativo, porque aquellos que están ayudando deben tener un profundo espíritu de pobreza de modo que no lleguen a ser condescendientes o superiores, y de ese modo tornar a las personas que están ayudando en objetos de caridad. Necesitan esta pobreza de espíritu - lo que significa un claro sentido de nuestra total dependencia de Dios- si sus buenos trabajos son realmente buenos y no son dominados por el ego.

Compartir este regalo de la meditación con los pobres es un gran don en sí mismo, una gracia enorme,. Significa que el dador de ayuda y el ayudado pueden sentarse juntos en el amor de Cristo a este nivel del corazón, el nivel de la franqueza espiritual profunda. Hace algunas semanas, fui a México, y visité el Santuario /la Capilla de la Virgen de Guadalupe y visitaba un centro allí en el Santuario/la Capilla, que recibe a peregrinos, particularmente mujeres que están luchando con grandes dificultades materiales en sus vidas, y este centro las escucha , intentando ver y considerar porqué vienen a la Capilla y les ofrecen ayuda de diversas maneras, instruyéndolas y ayudándolas de maneras prácticas; y me pidieron reunirme con un grupo de estas mujeres y gente alrededor del centro. Tuvimos una mañana maravillosa y me movilizaron profundamente al ver cómo intuitiva e inmediatamente, las mujeres, mujeres pobres con poca educación, profundamente, entendieron la Meditación.

Meditamos juntos y hablamos por un tiempo después. Y supe que ya tienen dos grupos de reunión con las mujeres en el centro. Así que esta forma de Meditación, es muy significativa para todos , es una forma simple y si la mantenemos simple, la podemos compartir en la fé con los pobres.Puede ser un regalo realmente maravilloso de gracia para los pobres que lidian con sus luchas diarias en la vida.

AE: ¿Usted estuvo también en Luján, en Argentina y cómo encontró en la gente de Luján, la receptividad de la idea de Meditación?

LF: Muy positivo, muy positivo. Estuve en varios países en América Latina en mi visita, pero en Argentina, quizás debido a los libros de John Main y otros de Meditación Cristiana en circulación a través de nuestro excelente editor Bonum, ha habido una fructífera preparación de la tierra. Hemos encontrado una respuesta en la Argentina muy positiva y alentadora. La ayuda de las diócesis es también muy útil. Pienso que ahora hay una excelente fundación para compartir este regalo del rezo del corazón con la gente de los niveles mas rasos de la Iglesia- la parte mas importante..

AE: ¿Hablemos de las dificultades y de los que opinan que la meditación es peligrosa y que es algo que podría conducir a la gente a desviarse de la realidad o que puede ligarse a una fe que sea diferente de cristianismo y mira la meditación con la suspicacia : qué usted diría a estas personas?

LF: Bien, creo que Ud. ha tocado a los tres miedos u objeciones principales que tiene la gente sobre Meditación.

Uno es que no es Cristiana, Esa opinión es simplemente una carencia de conocimiento de la tradición de la mística Cristiana. Enseñamos la meditación como tradición histórica, teológica, espiritual y escritural Cristiana del rezo y la teología básica de todos los rezos cristianos es que Cristo reza en mí y que mi rezo realmente esta entrando en la unión con los rezos de Cristo. Y ésta , por sobre todo, pienso es una manera del rezo que deja de lado nuestro ego como tal y deja al amor de Cristo listo para vivir en nosotros.

La segunda objeción mas comúnmente escuchada es que la Meditación es peligrosa. Pienso que la razón de este miedo – que está usualmente asociada a la idea de “poner nuestra mente en blanco” -que no es de lo que se trata la Meditación- es esta: que cuando meditamos estamos dejando ir todo para que entrar en la pobreza de espíritu (no en el blanqueo!!!) . Esto es de lo que “dejarse a sí mismo detrás” significa . Dejar ir, también significa a niveles psicológicos, que estamos liberando nuestras represiones y exponiendo nuestras heridas al amor sanador de Dios. Conforme nos vamos liberando de la represión y neurosis, vamos tomando el liderazgo del enojo reprimido, de los pensamientos violentos y de las muchas formas de ansiedad. Algunas veces esto subyace dentro de la conciencia mental o emocional durante o después de la Meditación .
Para algunos, esto podría ser interpretado como el diablo que entra en nosotros pero en realidad es todo lo contrario: es el diablo que sale de nosotros. No hay nada peligroso acerca de la Meditación pero puede ser turbulenta a veces aunque mucho del trabajo es hecho en el inconsciente y usualmente tenemos un vago sentido de lo que está ocurriendo. La señal de que es el trabajo sanador y purificador de Dios es que nos sentimos más pacíficos y gozosos después de hacerlo.

Por lo tanto, ¿por qué debemos tener miedo de estar en silencio o de quedarnos quietos, calmos cuando creemos que Cristo está en nosotros, y que somos el templo del Espíritu Santo? El peligro verdadero no es que meditamos sino que no meditamos, que pasamos gran parte de nuestras vidas controlados por el miedo, el deseo y la culpa y solo alcanzamos el pie de la colina, los niveles superficiales de nuestro rezo y verdaderamente de la experiencia humana en sí misma. Si fallamos en tener el valor de dejar a uno mismo detrás y de hundirnos en la profundidad del misterio dentro de nosotros, ése es el peligro más grande pienso….

Y el tercer miedo que la gente tiene sobre Meditación es que es egoísta, Cristo nos dijo que alimentáramos a los pobres, que vistiéramos a los desposeídos y visitáramos a los enfermos y si estamos meditando, no estamos haciendo esto. Bien, tampoco estamos meditando cuando comemos, nos bañamos o lavamos nuestra ropa. La compasión que hace este trabajo centrado en Cristo, sin embargo, es constante. Está en nuestro corazón a través de toda actividad. Nadie puede ahcer todo. Estamos en las manos de DIOS y debemos aceptar las limitaciones humanas si vamos a trascenderlas.
No somos DIOS. A nivel práctico es muy importante que permanezcamos en contacto con la experiencia de DIOS en nosotros para refrescar, renovar y recordar que estamos haciendo el trabajo de DIOS no nuestro propio trabajo. Así pues, la meditación no es egoísta, todo lo contrario. Es en el momento de rezo en que dejamos ir el egoísmo y tomamos la búsqueda de la conciencia de nosotros mismos porque dejamos de pensar en nosotros mismos. Así pues, es de verdad, diametralmente lo opuesto al egoísmo. Cada vez que dejemos el sí mismo detrás veremos los frutos; veremos que los frutos del Espíritu son la vida de DIOS expandiéndose dentro de nuestra naturaleza humana divinizándonos.

He recibido una vez una carta de una enfermera que trabajaba en un campo del refugiados en Tailandia y ella estaba allí adentro, era la única enfermera para muchos, muchos miles de refugiados y ella me escribió describiendo como caían las bombas mientras atendía una larga fila de gente en la puerta. Había estado trabajando 18 horas seguidas, Ella dijo, tengo cerró la puerta y les pidió que esperen. Ella dijo que después de finalizar la carta iría a meditar, luego comería algo, y entonces volvería a atender a algunas personas más por otro par de horas antes de que pueda irse a dormir. Eso fue una hermosa carta porque expresa la entrega total de uno mismo en un modo balanceado, muestra respeto y sabiduría concernientes a su propia humanidad. Sin eso, ella habría colapsado y no hubiera tenido utilidad física para ellos en absoluto.

Ella estaba totalmente comprometida con su trabajo corporal-espiritual, y esto fue balanceado por el compromiso con la Meditación, el trabajo interno/interior. Era el Espíritu de DIOS que la energizaba, no ella misma.

AE: Pienso que es un muy maravilloso y convincente modo de verlo, creo que esta carta es increíblemente movilizadora!.
En conclusión, podría usted decirnos sobre cómo la Comunidad Mundial de Meditación Cristiana se ha desarrollado hasta ahora y cuáles son sus planes para su futuro bajo la dirección del Abad General de la Congregación Benedictina Olivetana a quien usted pertenece?.

LF: La Comunidad Mundial comenzó con la inspiración de las enseñanzas de John Main, quién treinta años atrás llevó a cabo la recuperación de la tradición de la Meditación Cristiana. En 1991 formamos lo que ahora llamamos la Comunidad Mundial para la Meditación Cristiana con una estructura de Organización, con una Constitución y un Directorio Guía; Ahora , LA Comunidad ha crecido y está presente en más de cien países.
Hay un sitio Web: http://www.wccm.org/, y también cerca de 20 Web sites nacionales, y un número de otro sitios especializados en meditación para niños. El Onceavo Paso, iniciando un grupo de meditación, etc.

Nos comunicamos a través de la internet pero también con CD’s, libros y ppelículas. Pero la comunicación esencial es siempre con estos grupos pequeños de Meditación. Por eso animamos a que la gente forme grupos semanales pequeños de meditación como la mejor manera de introducir y de apoyar esta práctica del peregrinaje al corazón. Con el correr de los años hemos recibido una creciente ayuda y estímulo de la Iglesia en toda su extensión, tanto en la base, en el llano, las raíces y en la jerarquía. El Abad General de la Congregación de Benedictinos Olivetanos, quien es mi propio Abad, es un soporte y patrón fuerte para la comunidad. Entre otros obispos, está el cardenal Margeot, de la Isla Mauricius y el Obispo Putney, de Australia. Este año, que es el el vigésimo quinto aniversario de la muerte de John Main, hemos recibido reconocimiento canónico como una comunidad ecuménica de contemplación.

Pero el Espíritu esencial de la comunidad no es una cosa legal. Es, al igual que la contemplación misma, un trabajo del amor que se realiza en la profundidad de nuestros corazones dando frutos a lo largo de la vida y en la prolongación de la vida. En la tradición Cristiana, la contemplación; es siempre un trabajo del amor.. Aunque de cierta manera es un trabajo solitario lo que hacemos, a la mañana y a la tarde, nos sentamos en el como Maria, en el silencio y la quietud de Dios, es también profundamente un trabajo de comunidad. La Comunidad Mundial ha llegado y está siendo dentro de ese silencio.

Esto es un regalo muy importante para que compartamos con la gente, Tenemos una tradición que necesita ser renovada y transmitida a nuevas generaciones, una Iglesia renovada en un nuevo aunque lastimado/herido siglo. Debemos darnos cuenta que la contemplación puede ser puesta en práctica por la gente en cada paso de la vida, No tiene por qué estar en un monasterio o un convento para meditar y vivir en esta dimensión contemplativa. Si podemos comunicar este espíritu contemplativo, veremos una renovación de la Iglesia en sus sacramentos, en su gente joven y en poner Evangelio social de paz y justicia, el Evangelio de acción, en la práctica. Pienso que en todas estas áreas cruciales de la vida de la Iglesia, dependemos del rezo y de la contemplación profundos.

AE; Padre Laurence, muchísimas gracias de verdad por compartir estos insights con nosotros, pienso que son muy motivadores y realmente quisiera participar en este movimiento que usted comenzó y que continuó y muchísimas gracias de verdad por eso.

LF: Déjeme hacerle un par de preguntas,¿Cómo fue que llegó usted a saber sobre Meditación y a desear practicarla?

AE: Yo realmente, comencé con Yoga, por supuesto la meditación es parte de Yoga, pero no es denominacional y cuando encontré su enseñanza y leí sobre su visita a Luján, comencé a pedir algunos libros de Amazon y me di cuenta que esto es lo que buscaba personalmente.

Presencié su conferencia en Luján y me sentí muy atraído , tanto como por el artículo en el diario La Nación, y pensé que era muy interesante y edificante, leí su libro "JESÚS, el Maestro Interior" que es realmente maravilloso. Etonces me di cuenta que ese es el contenido cristiano que uno puede dar a la meditación y que es el rezo del corazón. Está siendo una nueva experiencia para mí y estoy muy agradecido por esto y es por eso que he venido a verlo a Londres para tener esta entrevista, y poder pasar un par de días, de retiro y meditación y de rezo con usted.


LF: Es esperable que yo deba, como monje, buscar el tiempo para la meditación cada día, pero ¿cómo encuentra Usted tiempo con el trabajo, con la familia, el desafío de poner la meditación en su vida de cada día?

AE: Es difícil, la sesión de la mañana temprano no es fácil, pero con un cierto compromiso, uno puede hacerlo muy bien, realmente ayuda a hacer frente al día con mucho más optimismo y realmente teniendo el sentimiento del Espíritu dentro de uno es un tremendo solaz durante todo el dia. La sesión de la tarde es más difícil debido a horarios yotros compromisos. Así que quizás una manera práctica de ocuparse de ella es hacerlo en un horario móvil, si uno no puede hacerlo antes de la cena, puede hacerlo quizás antes de irse a la cama, es también un momento muy bueno para traer sus pensamientos, y dejar otra vez fluir el Espíritu.

LF: ¿Cuáles diría Usted, desde su experiencia, son los frutos de la meditación en la vida?

AE: El fruto principal de la meditación en mi mente es la manera con la cual uno puede hacer contacto con el SEÑOR y con el Espíritu universal y tiene el flujo del Espíritu dentro de uno. Es algo que sucede, como dormirse o despertarse: no es algo que uno puede provocar por acción, Uno tiene que estar en silencio, dejar que suceda. Hay una cantidad de humildad involucrada. Pienso que uno se siente muy parte de la creación, y realmente alcanza su propio potencial. Hay también un efecto de limpieza de la persona, un efecto de limpieza de las acciones y por supuesto, estos son los objetivos centrales. Pienso que hay también algunas beneficios laterales, la presión arterial va a descender, el nivel de stress también desciende, y uno se siente mucho mejor. Esto es realmente un efecto secundario muy bueno y demuestra lo sana y saludable que es.

LF: ¿Usted ha notado efecto o influencia en sus otras maneras de rezar o de su vida en general?

AE: Encuentro que la meditación plantea un desafío para pensar en las otras formas de rezo porque uno tiende invariablemente a repetir los rezos un poco mecánicamente. Habiendo tenido la experiencia de la meditación ahora en vez de repetirlos mecánicamente, pienso realmente lo que significa y vivo realmente esos rezos mucho más profundamente.

LF: ¿En relación con su trabajo en CARITAS, cómo ve usted este aspecto contemplativo del rezo relacionado con su propio trabajo activo en caridad?

AE: Pienso que desempeña un papel fundamental porque uno necesita ser motivado y necesita pasar la motivación a otros. Es motivador solo si viene del corazón. No es una cosa racional que se debe hacer debido a razones económicas o apenas por razones sociales. Uno lo hace porque viene del corazón y porque desea generosamente ayudar otros y desea que esos otros que se unen a esta actividad sientan lo mismo. Y pienso que la meditación y la contemplación son algo muy importante para la vida de la Iglesia, para su futuro y rejuvenecimiento de modo que la gente no lo tome solo como un ritual, como algo que se hace cada domingo. Para poder vivir la vida del Espíritu y experimentarla completamente, el aspecto contemplativo es importante y tiene que ser acentuado, porque durante mucho tiempo no se lo pensó realmente como de tal importancia.

En eso sentido el desafío al que hacemos frente en CARITAS y creo que también en otras organizaciones, es hacer el sufrimiento de la gente tangible a los que necesitemos que ayuden y participen en nuestro trabajo. Necesitamos aquellos que necesiten da. Si no podemos hacer eso entonces en un sentido, habremos fallado como organización. Por lo tanto tenemos que continuar intentando y transmitir a los otros que hay una gran necesidad y que el modo de responder a eso debe venir del corazón. Es algo que a gente necesita hacer para ser personas completas. Estoy seguro que la Meditación es algo que realmente ayuda, si tenemos que hacer un impacto y cambiar esta desigualdad en la distribución de ingresos y la carencia de oportunidades, especialmente para los niños de las familias pobres que tienen poca educación y consecuentemente oportunidades de trabajo no muy buenas.
Continuaremos por décadas con este círculo vicioso de desigualdades. Y para poder romper este círculo vicioso, la acción debe venir del corazón dirigiendo a las personas en sus acciones. Esto es lo que se necesita para revertir la situación.

LF: Gracias, una última pregunta, usted es un hombre del mundo de los negocios, usted puede bastante bien medir el éxito si su compañía está haciendo dinero, o perdiendo dinero, si está produciendo o no. ¿Cómo mediría usted el éxito en términos espirituales con la Meditación? ¿Puede usted?

AE: Pienso que probablemente la única manera de responderle a Ud. es: "por sus frutos conoceréis a los hombres”, el árbol con las mejores frutas es el árbol que ha satisfecho su propósito. No pienso que éstos son mensurables, no pienso que el Espíritu es algo mensurable, pero lo que sale de una persona y sus acciones si son mensurables. Uno no puede ver ciertamente adentro, sólo el SEÑOR puede ver dentro de una persona.

LF: ¡Grandioso!! Entrevista mutua!!!!



FIN

3 jul. 2007

Calidez y Hermandad en Asunción, Paraguay


La semana del 2 de julio tuve la oportunidad de visitar Asunción, Paraguay, por razones de trabajo. Fue realmente un placer y un honor el haberme podido reunir también con el grupo de meditación cristiana que se junta en el Instituto Buscando la Vida, bajo el liderazgo de Miriam Ritter. Les agradecí mucho el que hubiesen tomado el interés y dedicado el tiempo para recibir a este visitante amigo.

Esta es una de las maravillas de pertenecer a una comunidad y especialmente a una comunidad espiritual como la Comunidad Mundial para la Meditación Cristiana (WCCM). Mónica Thomson me fue a buscar al hotel y me subí a su auto con una sonrisa en la cara que sólo se equiparaba a la de ella, y hasta ese momento éramos dos perfectos extraños.

La recepción en el Instituto Buscando la Vida no pudo ser más cálida. Un círculo de hermanos listo para la meditación cristiana en la tradición de los Padres del desierto, de John Main y Laurence Freeman. Después de saludarnos y presentarnos todos, Ada Centurión inició nuestros treinta minutos de meditación con la lectura de un texto del P. Laurence, e inmediatamente continuamos con la meditación en quietud y silencio. Al terminar, Ada leyó el versículo "Padre, que ellos sean uno, como tú y yo somos uno..." y comenzamos una ronda de intercambios sobre lo que esta experiencia significaba para cada uno. Fue un intercambio muy sincero donde todos hablamos. Yo tal vez hablé demasiado para ser un simple visitante, pero de alguna manera tenía que pagar tanta calidez.

La importancia de la atención plena a cada momento, a cada situación, a cada interacción humana, resaltó como el tema protagonista. Concluimos que la atención plena es la primera y más importante expresión del amor, y que la meditación nos ayuda a extender esa atención a cada uno de los momentos del día.


También conversamos sobre los efectos de la meditación y concluimos que hay una lista de beneficios o frutos del espíritu, pero que la transformación interior de cada uno es distinta según lo que cada uno necesite, y que nuestro Maestro interior orienta esa transformación. También comentamos sobre la dimensión trascendente de la meditación, cuando nos vaciamos del Ego y nos conectamos a la fuente de nuestro ser, al Maestro interior, lo que llena de sentido nuestra vida y reduce nuestra angustia existencial.

Por último, comentamos sobre la satisfacción que sentíamos al poder practicar la meditación en nuestra tradición cristiana, con una visión ecuménica de apertura, respeto y hermandad hacia todos los caminos espirituales.

Igualmente, no dejé de asombrarme del excelente trabajo que realiza en Paraguay la Fundación En Alianza, en su esfuerzo por mejorar la educación a través de mejores textos escolares y apoyo al trabajo de los maestros. Por otra parte, el Instituto Buscando la Vida, uno de las iniciativas de la Fundación, trabaja en el apoyo a los adultos para su crecimiento personal y es aquí donde la meditación cristiana es una herramienta privilegiada.