5 mar. 2010

Mensajes de Cuaresma del P. Laurence, 4 de Marzo


El Evangelio de hoy, acerca de Dives, el hombre rico, y Lázaro, el hombre pobre, nos anima a hacer buen uso de nuestro tiempo. Los budistas con su sentido cíclico del tiempo son aconsejados de ser agradecidos por haber nacido en forma humana. Los cristianos, con su sentido linear del tiempo, deben ser tan atentos y agradecidos por el regalo de la mortalidad.El Evangelio enfoca maravillosamente a la mente a recordar cuán corto es el tiempo. Dives, el hombre rico, que sufre después de su muerte por su maltrato a los pobres, desea haber actuado de forma diferente y quería prevenir a su familia – un signo de que no le falta compasión. Pero con cierto sentido del humor habla de la parábola, Jesús nos advierte, retrospectivamente, que las advertencias no sirven de mucho. Debemos ver el significado de la experiencia ahora, mientras viajamos por los paisajes cambiantes de nuestras vidas. Una de esas oportunidades de Cuaresma es recordar que el vivir en el momento presente y abrirnos al potencial infinito es más importante que recordar los errores del pasado.

Laurence Freeman